Prepararse bíblicamente para los días por venir

Prepararse bíblicamente para los días por venir
Muestra de Amor

¿Cómo construimos nuestra casa en la roca?

Esta es una lista de diez exhortaciones en las Escrituras:

1. ¡Velar y Orar!

Jesús enfatizó esto muchas veces:

Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo. Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad.’ S. Marcos 13:35-37

‘Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir. ‘ S. Mateo 25:13 

‘Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración. ‘ 1 Pedro 4:7 

2. ¡Desarrolla intimidad con el Señor!

Para hacer llevaderos y agradables los días por venir, debemos acercarnos al Señor. El libro más íntimo de la Biblia, el Cantar de los Cantares, muestra su afecto: «Soy de mi amado y mi amado es mío» (6: 3). ¡La voz de mi amado! He aquí, Él viene saltando sobre las montañas, saltando sobre las colinas. Mi amada es como una gacela o un ciervo joven. He aquí, él se para detrás de nuestro muro; Él está mirando a través de las ventanas, mirando a través de la red. Mi amado habló y me dijo: ‘Levántate, mi amor, mi amado, y vete’ ”(2: 8–10).

¿Conocemos la voz del Señor? Jesús dijo: «Mis ovejas conocen mi voz». ¿Pasamos tiempo con él?

‘Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.’ Hebreos 4:16 

3. Guardar la Palabra en el corazón.

De todos los libros en una biblioteca, la Biblia es el unico libro que está lleno de vida.

‘Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. ‘ Hebreos 4:12-13 

‘No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. ‘ Romanos 12:2

‘Por heredad he tomado tus testimonios para siempre, Porque son el gozo de mi corazón. ‘ Salmos 119:111

4. ¡Anticipemos y preparémonos!

‘Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. ‘ S. Lucas 21:28.

‘Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro. ‘ 1 Juan 3:2-3

La anticipación de la venida de Jesús es uno de los antídotos más poderosos contra la oscuridad de la era actual. Cultivar este sentido de expectativa es lo que el autor Joel Richardson, quien ha escrito extensamente sobre el «fin de los tiempos», cree que nuestro enfoque principal debe ser: la próxima era.

En los últimos tiempos es fácil pensar en las dificultades, poner todo el énfasis en las dificultades; pero nuestro énfasis principal, nuestros ojos de esperanza, nuestra expectativa, nuestro anhelo debe estar en la cena de las bodas del Cordero, el regreso de Jesús, la era por venir, la belleza y las glorias de la era por venir

. . . eso es exactamente lo que nos hará pasar los próximos días.

La buena noticia es que la Biblia anuncia un Reino venidero y un Rey que viene a Jerusalén, «la ciudad del Gran Rey», donde «el gobierno estará sobre Sus hombros».

5. Congregarnos así sea por las redes sociales

‘Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. ‘ Hebreos 10:24-25 

‘Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. ‘ Malaquías 3:16-17 

¡Es increíble pensar que cuando los creyentes se juntan, el Señor escucha!

No solo escucha, tiene un libro de recuerdos, un registro de quiénes somos y lo qué se dijo.

6. Acércate a la familia desarrollemos grupos pequeños de Oración.

Tenga una reunión familiar. Hable sobre el futuro y cuáles son sus planes como familia. Eleve oración con uno o dos compañeros de confianza.

Dice en Eclesiastés: ‘Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.’ Eclesiastés 4:9-12 

7. Dar y prepararse para los demás.

Cuando llegan tiempos difíciles, la tendencia y la tentación es acumular y asegurarse de que solo usted y su familia tengan suficiente. Ciertamente, debemos mantener a nuestras familias, es nuestro deber, pero también tenemos que «prepararnos para compartir».

‘Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. ‘ 1 Juan 3:17-18 

‘Den, y recibirán. Lo que den a otros les será devuelto por completo: apretado, sacudido para que haya lugar para más, desbordante y derramado sobre el regazo. La cantidad que den determinará la cantidad que recibirán a cambio.’ Lucas 6:38 

8. Invertir en la eternidad.

Otra forma de prepararse es invertir en la eternidad, redimir estos días y prestar atención a la exhortación de Jesús que dijo: ‘No almacenes tesoros aquí en la tierra, donde las polillas se los comen y el óxido los destruye, y donde los ladrones entran y roban. Almacena tus tesoros en el cielo, donde las polillas y el óxido no pueden destruir, y los ladrones no entran a robar. Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón.’ Mateo 6:19-21.

Muchos pueden ofrecer experiencia en planificación financiera para esta vida, es vital, pero este tipo de inversión pagará dividendos «fuera de este mundo» (una perspectiva eterna).

9. Santidad y Alegria.

Una poderosa arma contra el miedo es un sentido del humor bien desarrollado. La Biblia dice: ‘El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos. ‘ Proverbios 17:22 

‘pero ahora sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es santo. Pues las Escrituras dicen: «Sean santos, porque yo soy santo.’ 1 Pedro 1:15-16 

‘Procuren estar en paz con todos y llevar una vida santa; pues sin la santidad, nadie podrá ver al Señor. ‘ Hebreos 12:14 

Pedro dice: ‘Puesto que todo va a ser destruido de esa manera, ¡con cuánta santidad y devoción deben vivir ustedes! Esperen la llegada del día de Dios, y hagan lo posible por apresurarla. Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán entre las llamas; pero nosotros esperamos el cielo nuevo y la tierra nueva que Dios ha prometido, en los cuales todo será justo y bueno. ‘ 2 Pedro 3:11-13

10. Poseer una perspectiva del Reino.

Un resumen claro es cuando Pablo deja a los creyentes en Éfeso después de estar con ellos durante tres años, sin dejar de advertir a todos día y noche con lágrimas. Está a punto de zarpar. Los marineros gruñen mientras traen el último de los suministros a bordo. El capitán controla el viento y grita la orden de desplegar las velas. Los creyentes se reúnen alrededor de Pablo. Está triste, pero se levanta al momento para exhortar a sus amados efesios por última vez. Algunos lloran suavemente. Otros, de ojos claros, se concentran en estas últimas palabras. Su amor mutuo llena la brisa marina.

Él les dice: «Y ahora voy a Jerusalén, obligado por el Espíritu, sin saber lo que allí me espera. Lo único que sé es que, en todas las ciudades a donde voy, el Espíritu Santo me dice que me esperan la cárcel y muchos sufrimientos.» Hechos 20:22-23 

Lo importante y maravilloso es que la vista de Pablo está puesta en la eternidad y su meta el Reino de los Cielos.

Para mí, sin embargo, mi propia vida no cuenta, con tal de que yo pueda correr con gozo hasta el fin de la carrera y cumplir el encargo que el Señor Jesús me dio de anunciar la buena noticia del amor de Dios.  Hechos 20:24 

LO MEJOR ESTÁ POR VENIR

Ya sea que nos estemos preparando o preparando el camino para los demás, podemos alegrarnos porque el Señor ha guardado lo mejor para el final.

Jesús comenzó su ministerio en una fiesta de bodas y convirtió el agua en vino. Juan 2: 9–10 lo registra de la siguiente manera: ‘Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora. ‘ S. Juan 2:9-10

Bendiciones y la Paz sea en su hogar.

 

 

Te invitamos a leer lo que Dios ha Declarado para ti hoy.

Te invitamos a compartir tu testimonio para la Gloria de Dios y Bendición nuestra. Envíalo a [email protected]

Sobre Noticias del Rey 528 artículos
Parlante online de las noticias de Dios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*